La Radio no va a morir

¡Compartí publicaciones ENL en tus redes!
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email


*Por Sebastián Amica.

Tantas veces te mataron, tantas resucitarás. Cuántas noches pasarás desesperando. Y a la hora del naufragio y a la de la oscuridad, alguien te rescatará para ir cantando, dice María Elena Walsh en su himno “Como la cigarra”.

Este manifiesto-canción, editado en 1973, nació para describir los sinsabores y dichas que viven los artistas, y las dificultades de la profesión, según lo describe la autora. ¿Te parece conocida esta situación?

La Radio, en Argentina, pasó por muchos altibajos durante sus 98 años de vida. Tuvo sus momentos de gloria, sus múltiples certificados de defunción y sin embargo sigue, como la cigarra.

El primer golpe lo recibió con el nacimiento de la televisión, el 17 de octubre de 1951. Luego vino el cine, el walkman, el CD, las radios truchas, la Internet, la radio por Internet, la digitalización de la radio.

Hoy la amenaza es el Podcast.

Y yo me pregunto ¿es en realidad una amenaza para la radio?

La respuesta está al alcance de la mano, o mejor dicho, del oído. Es verdad que las emisoras porteñas (Nota del Ed.: pertenecientes a la ciudad de Buenos Aires) no están pasando por su mejor momento: nombres históricos que brillan por su ausencia, radios que pagan los salarios en cuotas, radios que no pagan, radios que levantan su programación.

Ante este panorama las producciones tienen que reinventarse y traigo dos ejemplos: Futurock.FM y Congo.FM. Los primeros, al no encontrar espacio en el éter para manifestarse crearon su propia radio on line y para sostenerse, le sumaron una modalidad que no se había usado hasta ahora en la radio: la suscripción. Algo similar sucede con Congo.FM, pero con la iniciativa de un programa como Gente Sexy. Ambas producciones tienen su público fiel, algunas producciones propias y podcast interesantes.

El tercer ejemplo que traigo es Posta.FM la red de podcast más grande de la Argentina, según reza en su web. Desde 2014 vienen produciendo podcast de los más variados temas y de a poco van haciéndose su lugar entre los oyentes. Tanto llamaron la atención, que algunos jugadores grandes quisieron sumarse a la movida de moda, como Spotify y el diario La Nación, para quienes Posta produjo y produce podcast.

Como docente, mi objetivo es formar a los futuros profesionales para que puedan desarrollarse ante este panorama y sumarles una visión más amplia sobre la expertise del Locutor. Porque el escenario que presenté es uno de los tantos que se ven en la Argentina.

Por ejemplo, si me alejo unos 30 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, el panorama cambia: los protagonistas son las radios de baja potencia, los canales zonales. Y si me alejo más kilómetros, la radio se transforma en un medio no sólo de información (que queda en un segundo plano), sino en una herramienta de información, de servicio, y de compañía.

Para este escenario también los preparamos. Y me preparo. ¿Cómo? Siendo curioso. Porque la curiosidad no mató a nadie. Todo lo contrario. Nos muestra un mundo desconocido. Aplicaciones para grabar en el teléfono y editar audio, páginas web que permiten escuchar radio de todo el mundo, manejo de redes sociales, lectura, capacitaciones y la escucha son algunas de las que compartimos en clase.

El desafío que se nos presenta es todavía mitad análogo, mitad digital. Sí, es verdad que no podemos dejar de lado los avances de la radio, la televisión, la web, pero lo importante es más simple y menos complejo: tenemos que volver a escucharnos para poder comunicarnos.

La palabra, en la mayoría de los casos, perdió su peso en el medio y vale más gritar e interrumpirse que escuchar. Vale más hablar rápido y decir miles de cosas en poco tiempo, que dejarle un pensamiento o idea al oyente para que la procese. Es, ante este panorama, cuando aparecen los Podcast para salvarnos. Pero vuelvo a preguntarme ¿es una amenaza para la Radio?

Todavía hay discusiones sobre si el Podcast es radio o no. Lo que no cabe dudas, es que es un formato nuevo, que nos permite crear, nos da libertad y rienda suelta a la creatividad y que de a poco va creciendo en nuestro país.

La Radio no va a morir. Mutará, se transforma, crecerá, cambiará de forma, de protagonistas, de dueños, pero siempre estará.

Tantas veces te mataron, tantas resucitarás. Cuántas noches pasarás desesperando. Y a la hora del naufragio y a la de la oscuridad, alguien te rescatará para ir cantando…

Mientras exista alguien que tenga algo que decir y haya otro que lo escuche, la radio va a existir. Y para eso nos seguimos formando.

* Locutor Nacional _N° 5300. Profesor ISER, UAI, UNDAV. Creador de www.jukevoz.blogspot.com y www.radioenpapel.blogspot.com. Fue disertante en la 11° del Encuentro Nacional de Locutores.

¡Compartí publicaciones ENL en tus redes!
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

One Comments

  • Alberto O. Hidalgo 29 / 07 / 2019 Reply

    Estoy de acuerdo con las consideraciones. Creo que es obligación de todos acercarnos a los desarrollos tecnologicos… O quedamos afuera…

Deja un comentario